novedades/socializa-a-tu-cachorro-para-que-sea-un-adulto-tranquilo-y-amigable
Suscribirse
¿Qué estás buscando?
Home
/
Tips y novedades
/
Socializa a tu cachorro para que sea un adulto tranquilo y amigable
SOCIALIZA A TU CACHORRO PARA QUE SEA UN ADULTO TRANQUILO Y AMIGABLE

2019-05-22 | Equipo de redacción La mascota que viste

Si te gustó, ¡comparte!

¿Cuantas veces paseando con tu perro te has cruzado con otro y este se vuelve agresivo y no para de ladrar? Es una situación que puede ser muy incómoda para los propietarios de ambas mascotas, sobre todo si estas son de gran tamaño, lo que dificulta controlarlas. Pero ¿qué ocurre con ellos?¿Por qué sucede esto?

A esto lo llamamos un problema de socialización. Y no solo ocurre con otros perros, estas situaciones pueden ocurrir con niños, adultos y otros animales causando que la convivencia con ellos se convierta en un calvario para los propietarios.

Si tienes un cachorro, estás en el momento preciso para que comiences a desarrollar en él las capacidades de socializar con otros perros, las personas y cosas que estarán a su entorno. Si por el contrario tu perro ya es grande y tiene estos problemas, no te preocupes, aún tienes tiempo de reeducarlo.

¿Por qué es tan importante la socialización?

Socializar a tu perro mientras es cachorro o adolescente es una de las mejores maneras de asegurar que se convertirá en un adulto amigable y seguro, además es beneficioso para su bienestar y salud.

No sufrirá de miedos ni hormonas perjudiciales

Un perro que no fue socializado desde pequeño crecerá con temor a inusuales y nuevas experiencias, situación que causa que segregue hormonas como la adrenalina y los corticosteroides en las diferentes glándulas de su cuerpo. Estas hormonas pueden causar incrementos en la frecuencia cardíaca y respiratoria, generar descensos y subidas en la presión sanguínea, afectar los riñones e intestinos, promover daños en los músculos y generar la supresión del sistema inmune de tu perro.

Estas consecuencias de la poca socialización llevan a tu perro a experimentar situaciones de estrés y ansiedad que pueden afectar gravemente su salud.

Los exámenes veterinarios no se convierten en imposibles

En cada visita al veterinario, adicional a los comentarios del propietario, el doctor debe realizar un examen físico completo para determinar las condiciones de salud del perro; pero cuando el animal no fue socializado, suele responder al miedo con agresividad, haciendo que la consulta sea imposible.

Imagínate si el perro debe ser hospitalizado ¿Cómo pueden los veterinarios suministrarle los medicamentos o tratar a tu perro si este responde con agresividad cada vez que intentan tocarlo? Realmente no se podría realizar un tratamiento adecuado si él no facilita la convivencia.

Muchos de los dueños de perros no socializados prefieren no llevarlos al veterinario para evitar pasar situaciones vergonzosas por su comportamiento o por miedo a que lastimen otros perros, y esto por ningún motivo debería suceder con tu perro.

Tú y él disfrutarán los paseos

Todos los perros deben tener un momento de ejercicio en el día, sobre todo si son de razas grandes. Por esto socializar a tu perro hará que disfrute los paseos y no se altere por situaciones que desconozca.

¿Sabías que los perros no socializados son los más propensos a sufrir sobrepeso y obesidad, debido a que es difícil que sus propietarios los lleven a ejercitarse? Así, por las conductas agresivas y ansiosas de tu perro no deberías limitarlo a que camine, corra, juegue ni disfrute otras formas de ejercicio riguroso.

Además, si él es tranquilo, tú también disfrutarás los paseos porque se acaban las caminatas en las que los ladridos y tirones son los protagonistas.

Tips para socializarlo adecuadamente

  • Hazlo a tiempo: el momento correcto para socializar a tu cachorro es cuando está entre las 3 y 12 semanas de edad. Si ya es grande, no te preocupes, aún puedes hacerlo, solo debes llenarte de paciencia y reeducarlo.
  • Preséntale nuevos amigos: lleva a tu perro a que conozca niños, adultos, otros perros, animales y sonidos diferentes para que se familiarice con ellos. La idea no es que sean siempre los mismos, sino que diversifiques sus encuentros para que aprenda a adaptarse a experiencias y cosas nuevas.
  • Llévalo a tomar clases con un entrenador: las clases son una oportunidad para que tu perro conozca a otros perros en un ambiente controlado y seguro. Además una tarde de juegos y retos no le caerán para nada mal.
  • Prémialo cuando se comporte bien: ¿Qué haces si tu cachorro o perro adulto tuvo una interacción positiva con otro perro? Le das una croqueta o galleta. Esto lo que hace es reforzar la conducta positiva para que lo vuelva a hacer.
  • Evita interacciones aburridas o intimidantes: asegúrate que los momentos en los que tu perro comparte con humanos, otros animales u objetos no sean un trauma para él, por lo que si les tiene miedo debes hacerlo de a pocos y con precaución. Por otro lado, tampoco deben ser interacciones que duren demasiado tiempo, puesto que se pueden volver aburridas, y la idea es que sean atractivas y divertidas.

Recuerda que una buena salud incluye una adecuada socialización, por lo tanto, si quieres que tu perro goce de una vida saludable, crea momentos para que comparta y se divierta con otros perros, mascotas y personas. Esto te convertirá en un dueño responsable y así le demostrarás el amor que sientes por él.


Si te gustó, ¡comparte!
MÁS NOTICIAS
Suscríbete y conoce
todo lo que siempre quisiste saber de tu amigo de 4 patas

Síguenos