novedades/primeros-auxilios-para-perros
Suscribirse
¿Qué estás buscando?
Home
/
Tips y novedades
/
GuÍa de primeros auxilios para perros y cachorros
GUÍA DE PRIMEROS AUXILIOS PARA PERROS Y CACHORROS

2019-06-20 | Equipo de redacción La mascota que viste

Si te gustó, ¡comparte!

¿Te preocupa enfrentarte a una emergencia con tu perro y no saber cómo reaccionar? ¡No temas!, hoy te traemos una guía de primeros auxilios básicos para estar 100% preparado en estas situaciones. Sigue leyendo. 

Tener una mascota (un perro, por ejemplo) significa que tienes que encargarte de todos sus cuidados, y dentro de ellos se encuentran las situaciones inesperadas como accidentes, para los que debes estar preparado siempre porque no sabes cuándo tengas que dar primeros auxilios para perros.

¿Sabrías qué hacer si tu perro se come un empaque de chocolatina que se dejó en la mesa?, ¿o si tiene un ataque justo delante de ti?, ¿o se cae por las escaleras y comienza a cojear?, ¿qué tal si se quema sus patas en un caluroso día de verano?

Para evitar los sentimientos de pánico que pueden acompañar estas situaciones, te recomendamos los siguientes pasos para prepararte mejor en caso de una emergencia médica. Por eso, hoy traemos para ti una guía de primeros auxilios que te será de gran utilidad con tu mascota.

Recuerda siempre que cualquier tratamiento de primeros auxilios administrado a tu mascota debe estar seguido por atención veterinaria inmediata. Este tipo de cuidados para perro no son un sustituto de la atención profesional, pero puede salvar la vida de tu mascota hasta que reciba observación médica adecuada.

Reconociendo una emergencia

Si estás preocupado, tu mascota definitivamente necesitará acciones de primeros auxilios si:

• No respira o tiene dificultad para respirar.

• No responde a ningún estímulo.

• Puede tener huesos rotos.

• Está teniendo un ataque o convulsión.

• Está teniendo dificultades para moverse o coordinar movimientos.

• Puede haber comido algo tóxico.

• Se han derrumbado y no se puede levantar.

• Ha estado vomitando o ha tenido diarrea por más de 24 horas.

Mantén preparado un kit de primeros auxilios para mascotas

Un buen kit para cuidados de un cachorro o perro adulto contendrá todas las cosas que necesitarás para dar primeros auxilios simples para lesiones pequeñas en el hogar. Este debe incluir: vendas, tijeras de punta roma, solución para lavado de heridas, algodón, pinzas, apósito para heridas, cinta autoadhesiva, guantes desechables, manta de aluminio y toallitas antisépticas.

Si el tamaño de tu perro es grande, debes mantener una manta grande disponible para usar como camilla.

Cómo actuar ante accidentes de tráfico

Si tu perrito ha sufrido un accidente de tráfico, lo mejor que puedes hacer es mantener la calma y no entrar en pánico. Primero consigue que alguien llame al veterinario más cercano y acércate a la mascota desde el frente para que pueda verte. Evita los movimientos bruscos y hable suavemente, usando su nombre para que te reconozca.

A continuación, evalúa la situación: ¿cuál es el peligro para ti y para los demás? Siempre asegúrate de que es seguro intervenir en la situación.  No muevas a tu perro si crees que podría haber dañado su columna vertebral; si puede caminar, llévalo suavemente hacia un automóvil y ayúdalo a subir, si no lo puede hacer, levántalo con una mano debajo de sus patas traseras y la otra alrededor de su pecho o con una manta, un abrigo, una alfombra o una tabla firme como camilla improvisada. Enseguida llévalo a la clínica veterinaria.

RCP para perros

Si un perro deja de respirar, debes seguir estos pasos:

1. Para la vía aérea:

Tira de la lengua hacia adelante y comprueba que no hay nada en la garganta del perro.

2. Para la respiración:

Mira y escucha. Si el perro no está respirando, extiende su cuello, ciérrale la boca y sopla en su nariz. Usa tu mano como un "embudo" para no poner tu boca directamente sobre la nariz del perro.

3. Para la circulación:

Comprueba si hay un latido del corazón o pulso. Si estás seguro de que no hay latidos cardíacos, comprime el tórax dos veces por segundo lo suficientemente energético como para lograr una compresión evidente en el pecho.

Con estas acciones ejecutadas de la mejor manera y al pie de la letra justo como te las indicamos, tú o los cuidadores de perros que pasean a tu amigo, pueden garantizar una ayuda importante para él. Si aún te preocupa el cómo cuidar a un perro de la mejor manera, consultar las especificaciones personalizadas para tu cachorro con su veterinario es lo mejor que puedes hacer.

Recuerda que los pasos que te hemos dado son los básicos, pero quien conoce a la perfección la historia clínica de tu perro es el profesional que lo ha atendido. Siempre sigue sus instrucciones.  


Si te gustó, ¡comparte!
MÁS NOTICIAS
Suscríbete y conoce
todo lo que siempre quisiste saber de tu amigo de 4 patas

Síguenos